La plataforma de mensajería más famosa compartirá toda tu información con Facebook. Si no te gusta podrás migrar a otras.

Usuarios de WhatsApp de todo el mundo ya están recibiendo un mensaje de la plataforma que les anuncia que a partir del 8 de febrero próximo entran a  regir nuevas condiciones de privacidad que se deberán aceptar para poder seguir utilizando la cuenta.

“Al seleccionar Aceptar, aceptas las Condiciones y la Privacy Policy actualizadas, que entrarán en vigor el 8 de febrero de 2021. Después de esta fecha, deberás aceptar las actualizaciones para seguir usando WhatsApp”, dice textual el mensaje que envía la plataforma a sus usuarios.

La novedad a partir de esa fecha es que los datos que recopile WhatsApp se compartirán desde ese momento con Facebook en forma compulsiva, sin que el usuario pueda decidir lo contrario.

¿De qué datos se trata? Números de teléfono, dispositivo que se usa, transacciones, información sobre el servicio, interacciones con otros, dirección IP, etcétera.

“Como parte de las empresas de Facebook, WhatsApp recibe información de las otras empresas de Facebook, y también comparte información con ellas. Ambas partes podemos usar la información que recibimos para operar, proporcionar, mejorar, entender, personalizar, respaldar y promocionar nuestros servicios y sus ofertas, incluidos los productos de las empresas de Facebook”, explican desde la plataforma.

Todo esto corre para todo el planeta menos para la Unión Europea, donde se adelantaron a todas estas cosas hace dos años, cuando establecieron un Régimen de Privacidad para que sus ciudadanos puedan proteger su intimidad en Internet.

Migración a otras plataformas

¿Qué pasa si no queremos? Si no aceptamos las nuevas políticas de privacidad no queda otra que perder la cuenta. En ese caso, lo que muchos usuarios están haciendo es migrar hacia plataformas de mensajería alternativas, como Telegram o Signal.

En ese sentido, Telegram anunció este martes que 25 millones de nuevos usuarios se unieron a su plataforma en las últimas 72 horas y reveló que el 38 por ciento de los nuevos usuarios proceden de Asia, el 27 por ciento de Europa, el 21 por ciento de América Latina y el ocho por ciento de los países del Medio Oriente y el norte de África.

“Con 500 millones de usuarios activos y un crecimiento acelerado, Telegram se ha convertido en el refugio más grande para quienes buscan una plataforma de comunicación comprometida con la privacidad y la seguridad. Nos tomamos esta responsabilidad muy en serio”, señaló el ruso Pavel Dúrov, dueño de la plataforma.

“No hacemos tratos con especialistas en marketing, mineros de datos o agencias gubernamentales. Desde el día que fue lanzado, en agosto de 2013, no hemos revelado ni un solo byte de los datos privados de nuestros usuarios a terceros”, dijo Dúrov en clara alusión al escándalo de Cambridge Analytica.

“No consideramos Telegram como una organización o una aplicación. Para nosotros, Telegram es una idea, es la idea de que todos en este planeta tienen derecho a ser libres”, enfatizó el empresario.

Otra de las plataformas que estas últimas semanas batió récords de descargas es Signal, una app de código abierto cuyo sistema de autenticación de sólo dos pasos se cayó por unos minutos el jueves pasado al colapsar por la gran cantidad de usuarios que intentaban abrir una cuenta.

Signal es muy parecido a Whatsapp, ya que sirve para enviar mensajes de texto, hacer llamadas y videollamadas, transferir archivos y documentos y compartir la ubicación además de contar con una versión web, uno de los atractivos principales de Whatsapp para los que trabajan frente a PC y Notebooks.

La similitud de Signal con la plataforma de mensajería más famosa del mundo se debe a que su propietario y creador es Brian Acton, uno de los fundadores de Whatsapp que se fue justamente de esa empresa luego de discutir por la forma en que se protegerían los datos de los usuarios.

Con este escenario, desde el 8 de febrero el mundo de la mensajería se partirá entre los que no tengan problemas en que Whatsapp comparta la información con Facebook, “total ya Google sabe todo de nosotros”, y los que migren a Telegram, Signal u otras plataformas similares. Ustedes eligen.