En el Día Internacional de los Asteroides, la NASA anunció que desarrolla un telescopio para detectar asteroides.

Un nuevo telescopio espacial que podría detectar asteroides y cometas potencialmente peligrosos que se dirijan a la Tierra está un paso más cerca de hacerse realidad.

El telescopio espacial Near-Earth Object Surveyor, o NEO Surveyor, obtuvo la aprobación de la NASA para pasar a la fase de diseño. El telescopio infrarrojo de 6 metros de largo reforzaría la defensa planetaria ayudando a los astrónomos a encontrar asteroides y cometas que se acerquen a menos de 48 millones de kilómetros de la órbita de la Tierra.

El lanzamiento de la misión está previsto actualmente para el primer semestre de 2026.

NEO Surveyor tendrá la capacidad de acelerar rápidamente el ritmo al que la NASA es capaz de descubrir asteroides y cometas que podrían suponer un peligro para la Tierra, y está siendo diseñado para descubrir el 90% de los asteroides de 140 metros de tamaño o más en una década desde su lanzamiento”, dijo Mike Kelley, científico del programa NEO Surveyor en la sede de la NASA, en un comunicado.

Este miércoles 30 de junio es el Día Internacional de los Asteroides, que conmemora el impacto de asteroide más grande registrado en la Tierra mientras se enfoca en el peligro real de los asteroides que podrían colisionar con nuestro planeta.

La detección de la amenaza de objetos cercanos a la Tierra, o NEO, que podrían causar daños graves es un enfoque principal de la NASA y otras organizaciones espaciales de todo el mundo.

En 2010, la NASA completó su objetivo de descubrir el 90% de todos los objetos cercanos a la Tierra de más de 1.000 metros. La agencia recibió entonces la orden de la Ley de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de 2005 de encontrar el 90% de los objetos cercanos a la Tierra de más de 140 metros.

Hasta la fecha, la NASA ha encontrado el 40% de los objetos dentro de este rango.

“Cada noche, los astrónomos de todo el mundo utilizan con diligencia telescopios ópticos terrestres para descubrir nuevos objetos cercanos a la Tierra, reconocer su forma y tamaño y confirmar que no suponen una amenaza para nosotros”, dijo Kelly Fast, directora del programa de observación de objetos cercanos a la Tierra de la NASA, en un comunicado.

“Esos telescopios solo son capaces de buscar objetos cercanos a la Tierra (NEO, por sus siglas en inglés) en el cielo nocturno. NEO Surveyor permitiría continuar con las observaciones de día y de noche, apuntando específicamente a las regiones en las que se podrían encontrar NEOs que podrían suponer un peligro”