Quedarán afuera algunos de los servicios que se utilicen para vigilancia privada. Como así vigilar a menores.

La compañía Google ha anunciado que actualizará la política de Facilitación de Conductas Fraudulentas de su plataforma Ads para prohibir anuncios de ‘software’ espía y tecnología de vigilancia. Esta norma se actualizará en todo el mundo a partir del próximo 11 de agosto y prohibirá la “promoción de productos o servicios” destinados para “rastrear o espiar a otras personas o sus actividades sin su autorización”, según ha afirmado Google en un comunicado. 

Los anuncios de “software” espía y tecnología serán limitados para los usuarios que quieran vigilar a las parejas, detectada como un software malicioso para espiar mensajes, llamadas o historiales de navegación. Los anuncios de rastreadores GPS también están prohibidos que son utilizados específicamente para rastrear a personas sin su consentimiento, sumando los equipos de vigilancia ya sea grabadores de audio o cámaras de seguridad.

¿Quiénes quedan excluidos?

Google comunicó que los servicios de investigación privada quedarán exentos de esta nueva política, también servicios de diseñados para los padres que puedan vigilar a sus hijos. Los usuarios que no cumplan con las normas de esta política recibirán una advertencia en una semana, y en caso de no cumplirla se suspenderá la cuenta.