Los rangos a recorrer son de 5 kilómetros de alcance solamente.

Debido a la pademia de covid-19 que transita actualmente en nuestro país, varios rubros debieron adaptarse de la mano de la tecnología para seguir funcionando. Según una estadística en la Argentina las compras online aumentaron un 84%, esto no es novedad lo que preocupa sino la saturación de envíos.

Los problemas de la saturación generan impaciencia en los consumidores cuando los pedidos se demoran actualmente: de pasar a una demora promedio entre 2 o 3 días, se extienden a 10 días en la actualidad. Es por esto, varias empresas están haciendo innovaciones para la entrega de pedidos: drones.

Garbarino es la primera empresa argentina en desarrollar el servicio de entrega de mercadería con drones en implementarla en toda Sudamérica y ya empezó a realizar las prácticas. La primera prueba simulada se hizo con la empresa Drones VIP y el modelo utilizado fue un DJI Matrice 600 customizado este fue volado por un operador matriculado, que soporta hasta 10 kilos de carga y posee todos sus sistemas críticos para volar con redundancia (baterías, motores, comunicaciones), minimizando el riesgo y aumentando la seguridad operacional. .

La carcaza y caja de carga que se agregó al equipo original fue diseñada y construida en fibra de vidrio para garantizar que no generen interferencias con los sistemas de comunicaciones. Además, al equipo se le instalaron tres cámaras, una para monitorear la carga y dos (delantera y trasera) para monitorear despegue, vuelo y aterrizaje. La prueba fue simulada y se voló a una altura menor de 43 metros.

Por otro lado, las empresas están trabajando para definir los manuales de operaciones y solicitar la autorización formal a la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) para la regulación y uso de estos aparatos.