Es una de las principales causas por la que las personas deben cambiar el teléfono. ¡Mirá cómo evitarlo!

Las baterías dañadas o que repentinamente dejan de funcionar son la causa más común por la que las personas cambian el teléfono celular. Existen algunos comportamientos de uso que reducen la vida útil de esta parte esencial del smartphone.

Aquí van algunos consejos para evitar estos daños.

No cargar el teléfono del 1 al 100%

Aunque muchos crean que lo mejor es agotar toda la batería del celular antes de ponerlo a cargar hasta llegar al 100%, lo cierto es que esto es muy dañino. Lo recomendable es ponerlo a cargar al 20% y desconectarlo cuando este en 80%.

Además, cuándo se permite que el teléfono se descargue totalmente o llegue por debajo del 10%, se induce a una descarga profunda que va deteriorando de manera rápida la batería del smartphone.

Usar cables originales

Usar cables que no sean los originales del aparato podría provocar variaciones en la corriente, lo que afecta negativamente la batería del teléfono, además que los conectores que no son de buena calidad podrían dañar los puertos de carga.

No dejar cargando el teléfono toda la noche o por varias horas

La batería de los celulares está hecha de iones de litio, que se pueden dañar si de deja el dispositivo cargando por mucho tiempo, debido que cuando llega al 100%, baja al 99% y vuelve a subir al 100%, este ciclo durante horas averiara gravemente la pila del celular.

No recalentar el teléfono

Utilizar demasiadas aplicaciones a la vez, dejarlas abiertas o usar juegos pesados recalentará la batería rápidamente, reduciendo su vida útil. Algunas personas, cuando notan que el teléfono se siente demasiado caliente al tacto, optan por ponerlo en superficies muy frías o meterlo a la heladera, lo que también es muy perjudicial para el dispositivo.

No cargar el celular por varios intervalos durante día

Cargar por 10 minutos el celular y al cabo de unas cuantas horas volver a conectarlo, reducirá la vida útil de la pila del smartphone. Es recomendable que en los casos de las personas que por cuestiones de trabajo o personales, necesitan utilizar el teléfono por mucho tiempo al día, adquieran un celular con una batería ultra delgada y con una capacidad de 4.000 mAh.