Este 30 de septiembre, smartphones de iOs y Android, entre otros, como consolas de videojuegos y ordenadores, dejarán de tener acceso a internet. Este problema se debe a que la compañía que emite los certificados para que puedas conectarte dejará de brindar soporte a un protocolo que quedará fuera del servicio.

Sin embargo, no es motivo para volverse loco ya que tiene solución, y no afectará a todos los dispositivos. En principio, quienes tengan dispositivos antiguos o no actualizados son quienes podrían verse afectados por este ‘apagón de Internet’.

DISPOSITIVOS AFECTADOS

Ordenadores con Windows XP SP3 o anteriores.
Ordenadores con macOS 10.12.1 (versión del 2016) o anteriores.
Dispositivos con iOS 10 o anteriores.
Ordenadores con Ubuntu 16.04 o anteriores.
Dispositivos Android 2.3.6 y anteriores.

La solución al problema, es renovar los controladores. Sin embargo, algunos dispositivos más antiguos ya han perdido el soporte y no cuentan con actualizaciones, y otros simplemente no están diseñados para actualizarse. Estos equipos directamente serán víctimas del apagón y deberán ser cambiados.

Como medida de protección, los certificados vienen con una fecha de expiración y son esas autoridades las que se encargan de renovarlos o revocarlos.