Los vecinos aseguran que el encuentro estaba animado por una orquesta en vivo, que se extendió hasta las 9 de la mañana y que la Policía no paró en todo la noche de intentar detenerla.

Los vecinos de barrio Remedios de Escalada, en el extremo norte de la ciudad de Córdoba, dicen que están cansados de las fiestas clandestinas que se hacen allí, pero la que comenzó este sábado y se extendió hasta la madrugada de este domingo los saturó y, como valor agregado, les entregó una sorpresa: el goleador de Boca Juniors Wanchope Ábila fue uno de sus protagonistas y animadores, y hasta cuentan que terminó durmiendo en el piso.

Natural del barrio, donde comenzó su carrera futbolística en el club local, Unión Florida, Äbila no sólo aparece en los relatos de los vecinos enojados sino también en fotos y videos de la fiesta, que se realizó en la calle 4 de Remedios de Escalada..

En todos los registros, no se ve a ningún asistente con barbijo y en muchos casos el goleador ex Instituto aparece cantando abrazado o muy cerca de otros.

En tanto, la orquesta que tocaba en vivo, según los relatos de los vecinos, “era la del hijo de la Pepa Brizuela”.

“El ruido, la música fuerte y los gritos fueron permanentes durante toda la noche, pero los llamados a la Policía obtuvieron como respuesta que vinieran varias veces los móviles pero sin que lograran detener la fiesta clandestina!, cuenta una vecina.

Versiones coincidentes señalan que en dos oportunidades los móviles de la fuerza se tuvieron que retirar del lugar porque fueron ferozmente apedreados en el ingreso a la cuadra donde se estaba desarrollando el encuentro clandestino.