"El piso comenzó a vibrar" detallan trabajadores del lugar. No te pierdas el increíble momento.

El triste hecho ocurrió en un cementerio ubicado en un acantilado del municipio de Camogli en la región italiana de Liguria donde por un desprendimiento de tierra, decenas de ataúdes acabaron en el mar, según lo confirmó el cuerpo de bomberos del lugar.

De este modo los nichos se deslizaron por las piedras del lugar y una gran cantidad acabaron en el mar. Un equipo de bomberos comenzó con la tarea de asegurar el lugar, recuperar las tumbas y posteriormente identificarlas.

El grito de alarma llegó por parte de un grupo de empleados que se encontraban en otra zona del cementerio restaurando.

Los autores de las grabaciones narran que primero el piso comenzó a vibrar y acto seguido una parte del cementerio empezó a agrietarse y finalmente acabó desapareciendo ante sus ojos.