Buscaban a un hombre que se encontraba en el departamento de al lado.

Una mujer afroamericana inició una demanda contra el Departamento de Policía de Chicago, en Estados Unidos, luego de que un grupo de uniformados irrumpiera en su domicilio para realizar un allanamiento por error. La detuvieron y esposaron mientras estaba desnuda, aunque era inocente.

El hecho ocurrió hace dos años, pero se volvió noticia hace algunos días, después de que Anjanette Young lograra, por vía judicial, que la fuerza le entregara una copia de las imágenes del operativo grabada por las cámaras corporales de los oficiales.

Fue muy traumático escuchar esa cosa golpeando la puerta“, declaró a los medios locales la trabajadora social, en referencia al ariete usado por los agentes para derribar la puerta. Según contó la mujer, acababa de llegar del trabajo y se estaba desvistiéndose. “Ocurrió tan rápido, ni siquiera tuve tiempo de ponerme la ropa“, remarcó.

Los policías ingresaron a los gritos y obligaron a la mujer desnuda a levantar las manos, para luego esposarla sin darle tiempo a vestirse. Más tarde, uno de los agentes le puso una manta sobre los hombros, que se le caía en forma constante sin que nadie la ayudara a cubrirse el cuerpo.

La cinta también muestra a Young explicando a los agentes que se habían equivocado de domicilio, ya que los policías buscaban a un delincuente de 23 años, que había sido visto armado, y que se encontraba en el apartamento contiguo al momento del operativo.