Cansado del encierro, un español encontró una curiosa manera de abandonar el aislamiento.

Con el mundo entero aislado para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus, comienzan a surgir historias de los millones de personas que están encerradas en sus casas y departamentos. Esta vez se trata de un español que, cansado del aislamiento, decidió disfrazarse de perro para salir a la vía pública sin que lo detenga la Policía.

Un vecino del barrio del Polígono, en Toledo, se cruzó con el sujeto disfrazado y decidió retratarlo y subirlo a su cuenta de Twitter junto a la frase “Hoy paseando un perro un poco raro…. Rápidamente, la publicación recibió cientos de comentarios de españoles, algunos divertidos por la situación y otros indignados al punto de decir que era un perro “de raza Gilipollas” y que “habría que sacrificarlo”.