Un producto de venta directa de cosméticos, promocionado por famosas, generó revuelo en las redes sociales. Cuestionan el costo y el modo de venta. La empresa quedó imputada por violar una ley de Defensa al Consumidor.

Imputaron a la empresa Nu Skin por difundir información falsa y engañosa. La marca de cosméticos y máquinas para el cuidado de la piel incurrió en la violación a la Ley de Defensa del Consumidor 24.240 por realizar anuncios que inducen al engaño y la confusión.

La empresa internacional de venta directa de cosméticos, Nu Skin, quedó en el medio de la polémica provocada por las redes sociales, luego de que los usuarios comenzaron a alertar que se trataría de una nueva “estafa piramidal”. La máquina de cuidado facial promocionada por mujeres famosas de Argentina y el mundo, cuesta alrededor de 20 mil pesos, y esto fue el principal motivo que disparó la alerta sobre esta compañía.

Por parte de Nu Skin, su misión parece no estar centrada en vender productos de belleza sino, según lo comunican ellos mismos en su página web, “ser una fuerza del bien alrededor del mundo al fortalecer a las personas para mejorar sus vidas con oportunidades de negocio gratificantes”.

Durante los últimos días, en redes sociales, panelistas de tv, actrices, modelos y otras mujeres famosas venían recomendando el “milagroso” cepillo facial vibratorio que originó una ola de memes y críticas al producto por su elevado precio, cuando hay en el mercado otros mucho más económicos, y por su modo de promocionarlo. Pero luego, se centró el comentario general en la modalidad de venta de la empresa.

La clave del negocio parecería encontrarse cuando, a través de las cuentas privadas, se invita a formar parte del equipo de revendedoras de los productos, accediendo a descuentos especiales.

Una de las que salió en las redes al cruce de esta modalidad de venta fue otra influencer, la cosmetóloga Dadatina, quien explicó en un hilo de Twitter cómo funciona el esquema de venta: “Que hace Nu Skin? Es una estafa piramidal que vende productos anti age, vitaminas, aparatos, etc. Lo que buscan es que te inscribas como distribuidora poniendo plata y así recibir productos para revender”. “El problema es que no se gana casi nada y se termina gastando una fortuna. Entonces cómo haces dinero? Reclutando más gente, y que ellos recluten mas”, alertó.

Según consignó el diario Página 12, Joaquín Blanco, integrante de la Legislatura santafesina e impulsor de la ley aprobada en noviembre pasado para regular la venta directa en la provincia, “lo de Nu Skin amerita una investigación en el marco de la ley de defensa de la competencia”.

De este modo las asociaciones con las denuncias del Telar de la Abundancia no tardaron en llegar. Pero a diferencia del Telar, donde las personas involucradas no adquirían ningún bien ni servicio, en este caso, si deciden integrar los equipos de venta, sí reciben productos a cambio. Lo que queda en una zona gris, es la legalidad o ilegalidad de la relación comercial que se desarrolla.

Lo cierto es que la disputa también involucró a mujeres famosas que manifestaron su postura a favor y en contra de esta venta de productos. Se viralizaron rápidamente los comentarios de Yanina Latorre en el programa Los Ángeles de La Mañana por Canal 13, explicando que “no se trata de una estafa piramidal”, de manera muy contradictoria.

Por su parte, la modelo Cinthia Fernández hizo su descargo explicando la modalidad de venta que utiliza la empresa, ya que ella es una de sus promotoras. Cinthia aseguró que “nadie estafa a nadie” y comentó que “esta máquina se agotó munidalmente”.

Además, Cinthia Fernández salió al “cruce” de Eugenia “La china” Suárez, que impulsó la polémica luego de que en su cuenta de Twitter publicara: “NO quiero vender ninguna “maquinita” para la cara. Gracias”.