Se trata de Natalia Garibotto, quien recibió un "like" de la cuenta papal de Instagram que luego fue borrado.

No se sabe si fue una debilidad del mismísimo Francisco, si el community manager del sumo pontífice no pudo contenerse y se le escapó la mano o bien si se trató de la metida de cola de un hacker de diablo, lo cierto es que las redes sociales están alborotada por un supuesto “me gusta” de la cuenta oficial del Papa en Instagram a una foto de la modelo brasileña Natalia Garibotto.

Lo llamativo es que en la fotografía en cuestión la famosa modelo, que se hace llamar también Nata Gata, aparece con una sugestiva vestimenta de colegiala.

Esta chica además tiene más de dos millones de seguidores y el “me gusta” le cayó como una bendición, por lo que exclamó en un posteo: “Al menos me voy al cielo”.

El “me gusta” desapareció más tarde, pero el avispero quedó bastante agitado en las redes porque de Instagram se contagió y multiplicó en Twitter y Facebook con asombrosa rapidez.