Sucedió en Neuquén. El pequeño ingresó al Hospital de Plottier sin signos vitales y pese a los esfuerzos de los médicos no logró sobrevivir.

Un nene de cinco años falleció este sábado tras consumir el día anterior dióxido de cloro en la ciudad de Plottier, Neuquén.

El pequeño quedó sin vida a causa de un paro cardio-respiratorio. Sin embargo, se investiga si el deceso fue por ingerir el compuesto químico, promocionado por diversas figuras reconocidas para combatir el Covid-19 pero desaconsejado por las autoridades sanitarias.