En Córdoba no tiene trabajo por lo que se va a probar suerte al restaurante de un argentino radicado en Europa.

“Sorteo mi auto, me tomo el palo”, expresa el mensaje que Lucas Ceballos ploteó en su vehículo, con el fin de lograr su objetivo y salir de Argentina en busca de un futuro mejor.

Se trata de un chef cordobés que, ante la falta de trabajo en esta provincia, decidió ir a probar suerte al otro continente. Se recibió hace 22 años; sin embargo, casi no ejerció por falta de posibilidades. Ahora, Lucas va detrás de su sueño a través del contacto con un chef argentino que posee un restaurante.

“Es lo último que nos queda por sortear y queremos que esté entre amigos”, explicó el joven a la vez que aseguró que también se va en busca de mayor seguridad y tranquilidad.

Además del auto, sortean una bicicleta nueva y asado para 10 personas. El valor es de $2.000 pesos.