Mientras la justicia intenta averiguar si hubo negligencia médica, no deja de sorprender lo que se encontró en la habitación donde murió Diego.

La muerte de Maradona derivó en una profunda investigación a raíz de los cuestionamientos sobre el accionar médico. Uno de los elementos centrales de la indagatoria, gira en torno al lugar físico donde Diego pasó sus últimas horas.

Según informaron fuentes judiciales, el cuarto de Maradona tenía un baño químico, ya que esa parte de la casa, no contaba con un espacio sanitario para que el 10 no tuviera que trasladarse demasiado.

Además, en la habitación de Diego, estaban intactos los sándwiches que la noche previa le había dejado la cocinera para cenar. También se hallaron en el lugar varias cajas de psicofármacos y ampollas de otro tipo de medicamentos, como Taural y Reliveran.

Ahora se investigará si existió alguna negligencia médica, porque se estima que nadie llevó un control en las últimas 12 horas antes de su muerte. De este modo, se puso en tela de juicio si la atención médica domiciliaria era la adecuada para un paciente como Pelusa.