El producto que más subió en el último mes el limón, costando hasta $250 el kilo.

La suba de precios en alimentos cada vez se siente más en el bolsillo de los consumidores, esta vez, en las verdulerías. Algunos de los motivos que llevan a estos aumentos son el transporte y la estacionalidad, poniendo los precios de las frutas y verduras por los cielos. 

En el mes de enero algunos productos tuvieron una alza muy notoria a la hora de comprar, entre ellos, la manzana se convirtió en una fruta con una suba que llega al 50% en relación a diciembre, cuando su precio estaba en 183 pesos el kilo, según un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Se trata de una fruta que siempre suele tener subas bruscas en su precio cuando está fuera de estación, por no cubrir la demanda, sumado a que durante la cuarentena aumentó el consumo de frutos. Además, con la suba de los combustibles también se encareció el transporte de las mismas.

Por otra parte, el limón mostró un fuerte incremento de precio durante el último mes, que partió de 121 pesos el kilo durante diciembre y pasó a 225 pesos en el mes de enero, el producto que más aumentó en este mes.

En el caso de la naranja, también se produjo una suba considerable, que fue de 73 pesos a principio de diciembre, a posarse en 100 pesos en enero, mientras que los duraznos también mantienen un precio muy alto, que llega a los 260 pesos en algunas verdulerías.