Los compañeros de penal lo amenazaron ante la noticia.

Aunque muchos insisten que dentro de las cárceles los presos tienen códigos propios, evidentemente éste no se aprendió todos. Resulta que el detenido Alejandro Claudio Guerrero, conocido popularmente como el Pastor Alejandro, solicitó una salida transitoria y, no sólo que no volvió, sino que se conoció una foto con su amante, novia de otro recluso.

Guerrero se encontraba detenido en la Unidad 32 de Florencio Varela y se le otorgó un permiso para salir por 48 horas a disfrutar de unas jornadas de libertad para luego regresar. No obstante, jamás volvió a la prisión. Sin embargo, el dato más curioso es que publicó en un estado de WhatsApp la imagen con la pareja de uno de sus convivientes.

Los “hermanitos”, como se conoce a sus compañeros de pabellón, lo amenazaron tras enterarse de la foto. También recibió mensajes de las cárceles de Lomas de Zamora, San Martín, Olmos, Florencio Varela y La Plata.