El hecho sucedió en Óregon, Estados Unidos y junto a ellos también falleció su abuela.

El pequeño, identificado como Wyat Tofte, y su abuela Peggy Mosso, de 71 años, escapaban de las llamas en su coche. Sin embargo, no lograron su objetivo y el cuerpo del pequeño fue localizado abrazando a su perro, según ha informado CNN.

La madre del pequeño, por su parte, intentó salvar la vida de ambos, pero no pudo conseguirlo. Ella se encuentra internada en el hospital en estado grave. “Angie está en condición crítica con quemaduras en todo el cuerpo”, informó al respecto la familia. Por su parte, el padre de Wyat, Chris, también logró sobrevivir.

El padre del niño dijo “Nuestra familia está devastada por la pérdida de nuestro bondadoso Wyatt, de 13 años, y su amada abuela Peggy”,

Esto sucedió en Oregón, donde los bomberos luchan contra 16 grandes incendios, se declaró la orden de evacuar a 50.000 personas. La Oficina de Manejo de Emergencias (OEM) de Oregón dice que los incendios han matado a 34 personas, pero las autoridades advierten que el número de muertos podría ser mayor. Por el momento hay más de 60 desaparecidos a causa de los incendios.

Tres estados de la Costa Oeste se ven afectados por un centenar de incendios. En California, más de 4.000 estructuras han sido destruidas desde el inicio de los incendios forestales hace cuatro semanas. Varias personas han fallecido y más de 500.000 fueron evacuadas a causa del fuego en Oregon. Y más de 130.000 hectáreas han ardido en el estado de Washington. Bomberos de diferentes partes del mundo ayudan a sofocar las llamas.