Las lluvias comienzan a llegar a la provincia luego de una ola de calor sin precedentes en Córdoba.

A pesar de que el alivio comenzó, también las intensas tormentas. Este domingo en Berrotarán las lluvias, vientos y el enorme granizo que cayó causaron destrozos.

Bomberos Voluntarios informaron que no hubo consecuencias sobre las personas pero si se registraron gran cantidad de daños materiales, informó el Jefe del cuartel, a Radio Río Cuarto.

En imágenes que comenzaron a difundirse y testimonios de vecinos de diferentes localidades cercanas a Berrotarán, compararon la caída de granizo con huevos de gallinas y aseguraron que fue poca la lluvia.


Imágenes: FM Río Tercero