Se dejará, por lo menos este verano, de tener una temporada como acostumbra. Este año estará fuertemente marcada por la pandemia y los protocolos contra el covid-19.

La Villa implementará una aplicación llamada “CUIDAR Verano”, allí se recopilarán los datos de cada viajero y los turistas que deseen visitar la ciudad tendrán que completar un formulario a partir del cual diferentes administraciones municipales autorizarán su ingreso a los municipios. 

En CUIDAR se tendrá que cargar cuántos días y con quién pasará las vacaciones; en qué municipio, alojamiento y acompañarlo algunas constancia de hotel o vivienda que se alquilará.

Posteriormente, se enviará a los municipios para que corroboren la información y se otorgue la correspondiente aprobación que permitiría circular e ingresar al lugar. 

El 1 de enero se reabriría el turismo, aunque se habla que en Córdoba podría pasar en diciembre.

También se pondrá en funcionamiento un seguro COVID-19 y desde el Ministerio de Obras Públicas y el Ministerio de Salud de la Nación se trabajará sobre 13 puntos sanitarios modulares ubicados en Punilla, Calamuchita y Traslasierra, como también espacios para hacer diagnóstico y testeo de los visitantes.

A su vez, se habilitará un sitio web para que el turista pueda informarse epidemiológicamente sobre la capacidad sanitaria del lugar y rutas de acceso. 

La Secretaría de Turismo y Deportes de Carlos Paz, avanza sobre un protocolo específico para cada rubro con respaldo de la Agencia Córdoba Turismo y el Centro de Operaciones de Emergencias y las principales incógnitas, pasan por regular el movimiento en los balnearios y paradores, la actividad nocturna y los espectáculos en espacios cerrados.

Ingresarían a la ciudad viajeros que no tengan síntomas compatibles con el virus, ni que se encuentren dentro del período de cuarentena o hayan tenido contacto estrecho (durante los días previos al viaje) con algún caso positivo.

No obstante, se adelantó que será un verano diferente, de alcohol en gel y barbijo, y sin el movimiento de gente que caracteriza cada temporada. 

Habrá restricciones en la peatonal carlospacense, controles en los accesos y todo un sistema para hacer frente a la atención sanitaria.