Luego de varios días de intenso trabajo en el norte cordobés, se había podido controlar y apagar los focos de incendios que mantuvieron en vilo a Córdoba durante una semana.

Este miércoles, desde San José de la Dormida hacia el noroeste se visualizaba mucho humo y como se pensaba, el ETAC se encuentra trabajando para frenar dos focos que se reiniciaron en Caminiaga.

A pesar de que en la noche del martes, hubo un importante temporal en varias partes de la provincia, en el norte todavía continúa la sequía porque allí no se registraron lluvias importantes.