La ONG Mundo Aparte tomó la decisión por la cantidad de pájaros autóctonos que buscan refugio.

Una organización no gubernamental de Rosario llamada Mundo Aparte puso manos a la obra al ver que cientos de aves huían del fuego y al no ver donde descansar se metían en las ciudades cercanas. La ONG construirá una laguna artificial para darle refugio a los animales que lo necesiten.

El lago artificial que se construye en las afueras de Rosario, tendrá un metro y medio de profundidad, y unos 30 metros de largo. Será abastecido de agua por un molino de viento y, si todo marcha bien, dentro de un mes ya podrá ser utilizado por las aves.

El colaborador de la ONG Franco Periggino dijo: “Estos animales están migrando, usan el agua para hidratarse, reponer energía y luego seguir vuelo”

“La laguna tiene por fin atraer naturalmente a las aves, porque entre bajar en una pileta donde la puede lastimar un perro ó en una cuneta con agua y que les arrojen piedras con una gomera, es preferible que bajen acá, en un entorno natural y seguro”, explicó Peruggino.