Según indicaron desde el MMA, una monarquía constitucional parlamentaria daría fin a la "corrupción estructural y permitiría llegar a mejores índices de desarrollo, bienestar y nivel de vida".

El presidente del Movimiento Monárquico Argentino (MMA), Mario Santiago Carosini, propuso que una de las dos hijas menores de la Reina Máxima de los Países Bajos, Alexia o Ariane, sea coronada reina de Argentina para terminar con el “gran problema institucional” del país.

Según indicó, una monarquía constitucional parlamentaria daría fin a la “corrupción estructural y permitiría llegar a mejores índices de desarrollo, bienestar y nivel de vida.

En términos generales, los afiliados al MMA plantean que un rey debe ser quien controle al gobierno. La casa de la corona debería ser la Quinta de Olivos y la Casa Rosada continuaría como sede del gobierno.

La monarquía es el sistema más eficiente. Y el más barato también“, explicó Carosini. El financiamiento para una supuesta corona argentina tendría que provenir del presupuesto: 10 millones de dólares por año serían suficientes y ahorrarían al país “los 20 millones que se roban cada año“. “Y con lo que sobra se pueden bajar impuestos, para que la gente deje de sentirse asfixiada, agregó.

Según cálculos de su organización, hay cerca de un millón de monárquicos en el país, en su mayoría de entre 20 y 40 años, pese a que en su Facebook sólo cuentan con 2.300 seguidores, 674 en Twitter y 1.072 en Instagram.