Los efectivos trasladaban a una mujer embarazada de urgencia hasta un hospital, pero los trabajos de parto se adelantaron.

Dos policías se convirtieron en parteros este sábado en la localidad de Pérez, Santa Fe. Una mujer de 36 años dio a luz arriba de un patrullero mientras era trasladada a un centro de Salud.

Tras recibir el llamado de urgencia por la embarazada, que había comenzado con contracciones, personal policial procedió a trasladar a la mujer hasta un centro de salud de la localidad. Sin embargo, en medio del recorrido, el nacimiento se adelantó y los agentes debieron parar la marcha para ayudar a dar a luz a la mujer.

Luego de unos minutos, el nacimiento se dio sin complicaciones y los efectivos continuaron con la derivación hasta la clínica. Una vez en el lugar, le brindaron todos los cuidados necesarios.

Tanto la niña como la madre se encuentran en buen estado de salud.