Los empleados de la fábrica están de paro por mejoras laborales y se oponen a las negociaciones del Gobierno con el organismo internacional.

Los empleados de la planta de Fratelli Branca en Buenos Aires se encuentran en medida de fuerza, en reclamo por mejoras salariales, condiciones laborales y, entre otras cosas, el posible acuerdo entre el Gobierno nacional y el Fondo Monetario Internacional. Esta situación podría generar un faltante de Fernet Branca en Córdoba durante los próximos días.

José Vera, delegado gremial, indicó que exigen principalmente el pase a planta de algunos empleados y reclaman por el uso de “barretas para destrabar pallets que pesan casi una tonelada”.

El gremialista alertó por desabastecimientos ya que “la planta está trabajando a un 30 por ciento de su capacidad”. “Córdoba está en crisis, porque no pueden abastecer. Los camioneros van y vienen sin descansar prácticamente”, señaló.

En cuanto al potencial arreglo con el Fondo, señaló que sufrirán “ataques por parte de las patronales de conjunto cuando se quieran implementar los planes de ajuste que exige el FMI con devaluación y reforma laboral que el Gobierno pretende negociar”.