Un pedazo de mampostería terminó sobre el techo de un auto que quedó abollado y un policía de la Ciudad de Buenos Aires resultó herido.

Momentos de terror se vivieron esta mañana en Callao al 600, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cuando pedazos de la mampostería de un edificio cayeron sobre un grupo de personas que hacía fila para ser testeado por Covid-19. Debido a que la mayor parte cayó sobre la calle, un policía de la Ciudad resultó herido y el techo de un auto terminó abollado.

Los escombros se desprendieron desde un edificio de once pisos y cayeron sobre el asfalto, alcanzando algunos bloques al uniformado que estaba de servicio sobre un cuatriciclo. El hombre sufrió un traumatismo en el hombro derecho y está fuera de peligro.

Por su parte, las personas que se encontraban haciendo fila, al ver que caía polvo y piedritas sobre ellos se corrieron rápidamente y entre ellos no hubo lesionados.