La particular recompensa se dio a conocer en todo Mar del Plata y no tardaron en aparecer lo oportunistas.

El loro de esta particular historia se llama Rocco y se escapó el jueves pasado de su casa, ubicada entre Génova y República de Cuba, Mar del Plata. Su familia ofreció 50 mil pesos de recompensa a quien le de información que ayude a encontrar a su mascota.

Al difundirse noticia no tardaron en recibir varios llamados de avistamientos de aves similares a la suya y uno de ellos los llevó a Santa Clara del Mar, una localidad cercana en la que aseguraban que estaba la mascota. Los dueños se encontraron con el loro y estaban convencidos de que era el suyo. Lo llevaron a Mar del Plata y comenzó a tener comportamientos diferentes a Rocco, lo que los llevó a darse cuenta que se habían confundido de animal. 

En la tarde del martes una vecina de a apenas cinco cuadras de su casa llamó a familia diciendo que creía haber encontrado a su loro, en el árbol ubicado al lado de su ventana. Le envió un audio de los gritos del loro y de inmediato acudieron al lugar. Al llegar y verlo no había dudas de que era Rocco, la familia manifestó que el loro estaba feliz de verlos, pero el problema todavía no estaba resuelto.

Ahora había que pagarle la jugosa recompensa a la vecina que hizo el llamado, pero el loro estaba en el árbol de la casa del lado y su dueña también quería la recompensa porque el loro estaba en su propiedad. Por lo que tuvieron que llegar a un acuerdo para recuperar a Rocco. Finalmente la familia pagó 25 mil pesos a cada mujer y Rocco volvió a casa donde lo esperaba un nuevo amigo emplumado.