Se confirmaron 22 casos positivos en la pequeña localidad neuquina de 6 mil habitantes, que ya cuenta con 2 fallecidos y unas 60 personas aisladas

La localidad de Loncopué, en la provincia de Neuquén, se encuentra cerrada a la circulación de personas, luego de que se que conociera una numerosa cantidad de vecinos contagiados con coronavirus. Con dos hombres fallecidos, y una mujer internada en Zapala, se sumaron ayer 19 casos en la pequeña localidad de 6 mil habitantes.

La Fiscal local Sandra González Taboada ordenó la medida de cerrar el pueblo hasta que se detecte al paciente 0. Fuerzas de seguridad provinciales y nacionales trabajan para garantizar el cumplimiento de la cuarentena y para rastrear la cadena de infectados. Por su parte el intendente de la localidad, Walter Fonseca, hizo hincapié en que los vecinos no respetaron el aislamiento social preventivo, por lo que no descartan medidas extremas para hacer cumplir la cuarentena.

“Hay gente que no respetó la cuarentena y nos provocó un desastre”, afirmó el Intendente a medios locales, luego de que se confirmara la muerte de un hombre de 64 años internado en el hospital de Zapala, convirtiéndose en la segunda víctima fatal (el primero, de 68 años, falleció el pasado lunes) por coronavirus. La localidad ya registra 19 casos positivos según el último reporte, y otras 60 personas permanecen aisladas esperando resultados de los análisis que se les realizaron. Además, una mujer de 61 años, contacto estrecho de un caso confirmado, se encuentra internada en el hospital de Zapala por la enfermedad.

Luego de conocerse la noticia de la segunda muerte en la localidad, trascendió que ese hombre habría estado compartiendo un asado con varias personas el primer fin de semana de aislamiento social y obligatorio decretado por el gobierno nacional. Fonseca comentó a medios locales que quienes están aislados tuvieron contacto con el hombre muerto en la madrugada del miércoles. “Se juntaron en zona de chacras, comieron un asado y compartieron una cerveza o un vino de la misma botella”, contó a una radio local.

Explicó que están realizando la investigación para saber de qué manera comenzó a propagarse el virus en la localidad, “puede ser que se haya iniciado en ese encuentro familiar donde habría estado el paciente ‘cero’, ninguno de ellos hizo la cuarentena y expuso a otros”. Además Fonseca aseguró que muerto en la localidad “le llevaron el virus a su casa. Era un hombre con discapacidad que le pidió a su vecino, que actualmente se encuentra aislado, que le limpiara un calefactor. Esa persona es hijo del hombre fallecido en la madrugada del miércoles. Este supo después que había festejado su cumpleaños con familiares directos que habían viajado a Las Lajas y a la ciudad de Neuquén”.

La pequeña localidad neuquina afronta una situación muy complicada ya que no cuenta con suficiente personal médico y de seguridad para manejar correctamente el alto grado de infección que está sufriendo.