El joven de 28 años fue baleado por un policía, dueño de la lomitería, que se encontraba de franco.

Un grupo de familiares y amigos del delincuente de 28 años asesinado este martes cuando intentaba robar, junto a dos cómplices, una lomitería en Villa Adela, se reunieron frente al local comercial para exigir información acerca de lo sucedido con el hombre.

Los voy a cagar matando a todos”, gritó uno de los presentes al retirarse del lugar donde el ladrón fue baleado por un policía, dueño del comercio, que se encontraba de franco.

Según trascendió, el joven asesinado habría salido de prisión hace poco tiempo por otros robos. “Los familiares del ladrón estaban ahí, cuando el cuerpo todavía estaba tirado cerca de la puerta. Lloraban y gritaban”, indicó uno de los testigos.