Su situación es más grave de lo que creían y deberán permanecer por un tiempo indeterminado en Córdoba.

Desde hace más de un mes y medio los papás del pequeño Donato Rivaoli se encuentran en nuestra provincia y los gastos se van acumulando poco a poco, por lo cual han recurrido a un pedido de ayuda a la comunidad para poder afrontarlos.

Donato nació el 28 de abril de este año con 32 semanas de gestación y con una enfermedad llamada laringomalacia. Fue trasladado desde Cipolletti, en plena pandemia, hasta Córdoba para ser operado y recibir el tratamiento correspondiente. Le realizaron cirugías y estudios pero ahora necesita una traqueotomía.

En Cipolletti, le habían diagnosticado algo totalmente menos grave a lo que se encontraron tras varios estudios aquí en la provincia donde la situación es más fuerte de lo que se imaginaron.

Paola, mamá de Donato, contó a un diario cipoleño que cuando llegaron a Córdoba los profesionales de la salud le realizaron una fibrolaringoscopia y con este estudio descubrieron que estaba respirando por una vía tan angosta como la de un hilo de coser.

“Le hicieron una primera cirugía para dilatar la laringe y después dos más. En la última determinaron que ya tenía el tamaño que debía, pero que el músculo no estaba desarrollado lo suficiente como para poder respirar por su cuenta.

Por esa razón, la única opción que queda ahora es la de la traqueotomía, hasta que él pueda desarrollar ese músculo. La situación fue mil veces peor que el diagnóstico que nos habían dado. Si nos quedabamos un día más en Cipolletti, mi bebé se moría”, expresó la mujer.

Debieron abandonar el hotel donde se encontraban y se ubican en un departamento en 9 de julio al 660. Si te gustaría ayudarlos, podes comunicarte al número de la mamá Paola García: +5492996351877 o su papá Daniel +5492995858222 – Donato se encuentra en terapia del SANAGEC.

El próximo miércoles a las 14.30 le van a realizar la traqueotomía y luego, deberán permanecer al menos dos meses más en Córdoba. “Hay que ver cómo se adapta durante las primeras 72 horas y a los 10 días le van a cambiar el tubito por primera vez. Después nos van a enseñar a nosotros cómo hay que cambiarlo y cómo saber si tiene moco o algo, porque va a depender de nosotros”, agregó.

Desde Cipolletti están organizando diferentes actividades para lograr enviarles algo de ayuda y hacer más amena su estadía enfrentando toda esta situación. Se pensaron varias campañas solidarias para que únicamente se enfoquen en la salud de su bebé.