Miguel Ángel Paz había sido detenido por agredir al seguridad de su edificio que lo había denunciado por no cumplir con el aislamiento ante la pandemia de coronavirus.

El juez de Garantías 4 de San Isidro, Esteban Rossignoli, decidió darle la excarcelación a Miguel Ángel Paz (40), el personal trainer y entrenador de rugby de Olivos que había golpeado al guardia de su edificio que lo había denunciado por violar la cuarenta obligatoria tras regresar de Estados Unidos.

El funcionario judicial le otorgó la excarcelación bajo caución juratoria, pese a que el fiscal de la causa, Martín Gómez, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Vicente López Este, había solicitado que al imputado se le dicte prisión preventiva por los delitos de “lesiones y amenazas”.