La nueva norma repercutirá directamente en casos de rupturas familiares, ya sean matrimonios o parejas de hecho.

A partir de este miércoles, en España, las mascotas serán consideradas “seres vivos dotados de sensibilidad”. Este estatuto jurídico les conferirá una consideración de miembros de la familia y seres sintientes y dejarán de ser tratados como cosas u objetos.

La nueva norma repercutirá directamente en casos de rupturas familiares, ya sean matrimonios o parejas de hecho. A partir de ahora, si no hay acuerdo sobre la “tenencia” de la mascota será un juez quien defina la cuestión y su decisión a favor de uno o ambos será “atendiendo al interés de los miembros de la familia y al bienestar del animal”.

También se contemplan limitaciones a la guarda y custodia de los hijos en casos de antecedentes por maltrato animal ejercido como forma de violencia o maltrato psicológico.