Córdoba pasa a fase de distanciamiento social pero hay mucha mesura con la flexibilización y la apertura de actividades aún no autorizadas.

A partir del 1° de julio, toda la provincia de Córdoba entra a fase de distanciamiento social. Así lo definió el Gobierno Nacional según el decreto 576/2020, que prevé una prórroga de la cuarentena hasta el 17 de julio. De este modo la Capital sale de la fase de aislamiento, por lo que se analizarán más flexibilidades, pero hay mucha mesura con la flexibilización y la apertura de actividades aún no autorizadas.

Este decreto abarca a todo el territorio de Córdoba, que entrará en fase de distanciamiento social desde la hora 0 del próximo 1 de julio. “Las Ciudades de Bariloche, Trelew y Córdoba lograron disminuir la transmisión comunitaria, presentando un predominio de transmisión por conglomerados”, indica el decreto publicado. Es por eso que el próximo miércoles habrá una reunión con el comité asesor del COE central, para evaluar nuevas flexibilidades.

En diálogo con Córdoba al Cuadrado, el ministro de Salud provincial Diego Cardozo, explicó sobre esta nueva fase: “Vamos a analizar cada una de las actividades que veníamos teniendo en agenda para habilitar y eso vamos a tratar de ir comunicando y ver qué impacto pueden tener las actividades que tenemos pendientes”. 

 

 

Además, el Ministro aclaró: “La circulación Interdepartamental, el turismo y las actividades físicas grupales, por ejemplo, no están habilitadas por el decreto, por eso no podremos flexibilizar sobre ellas”.

Uno de los cambios que supone esta nueva fase, tiene que ver con el pago del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Por una medida del Gobierno Nacional, se estableció que el tercer pago del IFE sea solo para habitantes de zonas rojas, que posean transmisión comunitaria del virus. La ciudad de Córdoba se encontraba entre uno de esos distritos, pero ahora avanza a una nueva fase. En torno a esto, Cardozo anticipó que desde la Provincia se reclamará para que continúe el pago del IFE a los cordobeses. 

 

 

Es importante destacar que los controles interprovinciales van a continuar, y que la zona que abarca el departamento San Javier, donde se encuentra la ciudad de Villa Dolores entre otra, sigue con un brote activo de coronavirus. Es por eso que ese sector de Córdoba continuará con aislamiento obligatorio, y las actividades se habilitarán en torno al avance de su situación epidemiológica.

Respecto a los parámetros epidemiológicos y sanitarios para entender la nueva fase de distanciamiento, se remite en el artículo 3 del decreto: “El sistema de salud debe contar con capacidad suficiente y adecuada para dar respuesta a la demanda sanitaria. El aglomerado urbano, departamento o partido no debe estar definido por la autoridad sanitaria nacional como aquellos que poseen transmisión comunitaria sostenida del virus SARS-CoV-2. El tiempo de duplicación de casos confirmados de COVID-19 no debe ser inferior a QUINCE (15) días. No será necesario cumplimentar este requisito si, por la escasa o nula cantidad de casos, no puede realizarse el mencionado cálculo.”

De este modo, el decreto recalca que “Desde el día 1° de julio y hasta el día 17 de julio de 2020 inclusive, se mantendrá el Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio, para todas las personas que residan o transiten en los aglomerados urbanos y en los partidos y departamentos de las provincias argentinas que no posean transmisión comunitaria sostenida del virus y verifiquen en forma positiva los parámetros epidemiológicos y sanitarios establecidos con base científica, estipulados en el artículo”.

-
-