Personal policial de La Falda escucharon fuertes gritos que provenían desde la calle pidiendo auxilio y al salir a la vereda observaron una pareja con su hija de 1 año en brazos gritando que la menor no respiraba.

Uno de los policías tomó a la menor y le practicó maniobras de RCP logrando inducir el vómito, seguido del llanto. Una vez que la menor se recuperó se la trasladó al hospital local donde quedó en observación.

El médico de guardia manifestó que el trabajo de primeros auxilios realizado por el personal policial fue clave para la recuperación de la niña.

Fuente: La Nómina