Es para que los pacientes que sospechen tener síntomas de coronavirus no ingresen al establecimiento. De ser necesario, los trasladarán a los centros de atención de covid-19.

En el Hospital Infantil de la Ciudad de Córdoba se montó una carpa para recibir y atender en una primera instancia a los pacientes que lleguen con un cuadro febril. La carpa es similar a la instalada en el Príncipe de Asturias.

El intendente de Córdoba, Martín Llaryora, supervisó la carpa montada en el Hospital Infantil , acompañado por el secretario de Salud, Ariel Aleksandroff.

El intendente conversó con el equipo médico del hospital y desde la Municipalidad explicaron que la decisión es que “en estos nuevos espacios sanitarios se atiendan casos febriles. Los pacientes que presenten síntomas compatibles con el coronavirus  serán recibidos y luego se les indicará ir a uno de los cuatro hospitales provinciales: el de Niños, San Roque, Florencio Díaz y Rawson”.

De esta manera, los hospitales municipales se mantienen aislados del coronavirus. En el caso del Hospital de Urgencias, en el ingreso se dispuso de una barrera que indica Hospital sin fiebre y se establece la derivación correspondiente.

En la ciudad de Córdoba los hospitales que conforman el Polo Sanitario son los que concentran la atención de los casos sospechosos de coronavirus, evitando así que pacientes posiblemente contagiados ingresen al resto de los hospitales.