Gustavo Dybala y su novia fueron denunciados por romper el aislamiento obligatorio tras regresar de Italia luego de visitar al futbolista que dio positivo de coronavirus.

La Justicia de Córdoba imputó este jueves a Gustavo Dybala y su novia, hermano del futbolista argentino que milita en la Juventus, por violar la cuarentena obligatoria tras regresar de Italia luego de visitar a Paulo, quien dio positivo de coronavirus al igual que su pareja Oriana Sabatini.

Al hermano del jugador se lo acusa de desobediencia a la autoridad, a partir del protocolo que el Gobierno nacional impuso para todos aquellos que retornaran de zonas críticas de la pandemia del Covid-19.

La pareja y la madre de Paulo habían sido denunciados por los vecinos el pasado sábado, cuando se conociera públicamente el diagnostico del futbolista. Tras el llamado, la Fuerza Policial Antinarcotráfico de Córdoba (FPA) montó un operativo ordenado por la Fiscalía de Emergencia Sanitaria para trasladar a las tres personas desde el complejo habitacional “Alto Villasol” hasta el Hospital Rawson, para realizarle los análisis correspondientes. Hasta el momento se desconoce el resultado de los mismos, que están siendo analizados en el Instituto Malbrán.