El Gobierno Nacional se prepara para pagar el último Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) en diciembre, con un significativo recorte de beneficiarios.

Más de 6 millones de personas dejarán de percibir el bono de 10.000 pesos, durante el próximo pago de diciembre. La última entrega del beneficio, se estima que va a persistir para jóvenes de 18 a 25 años, afectados por el desempleo y la crisis económica. Las mujeres jefas de hogar sin empleo ni recursos también seguirían gozando del beneficio. Para 2021 dejará de existir el subsidio.

Dentro de los que quedarían sin cobrar el próximo IFE, se encuentran los beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo (AUE), los monotributistas de las categorías más bajas y el personal doméstico.

Para evitar un efecto social negativo, la última cuota del IFE se pagará en diciembre, pero ésta será la última. Cada pago del IFE le costó a las arcas del Estado unos 86.000 millones de pesos, pero en diciembre costaría 28.000 millones. La decisión de cancelar el pago ya estaría tomada, solo resta el anuncio oficial.

Cabe destacar que el Ministerio de Economía tiene como proyecto principal bajar el déficit presupuestario. Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete, dijo que “el presupuesto que presentamos tiene una baja muy importante en el déficit. Pensamos gastar menos porque no tenemos cómo financiarnos, y porque creemos que el año que viene no vamos a necesitar un paquete Covid”. Además se entiende que la economía ya tiene un grado de activación mayor que para cuando fue pensado el IFE.

No obstante, fuentes oficiales informaron que se aumentará en diciembre la cuota de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación Universal por Embarazo (AUE). Así también la Tarjeta Alimentar recibirá un incremento, ya que, actualmente otorga $4.000 a familias con un hijo y $6.000 a los que tengan dos o más.