Se retiró el niple de acero que posibilitó la ejecución de la cámara de hormigón que articula la interconexión del nuevo acueducto con la actual tubería.

En el marco de la Obra de Rehabilitación Integral del Canal Los Molinos – Córdoba, que está ejecutando la Provincia de Córdoba a través del Ministerio de Servicios Públicos, el sábado 24 de octubre se llevaron a cabo trabajos sobre sus etapas finales.

Las tareas ejecutadas consistieron en la puesta en funcionamiento de la cámara de nexo de 550 m³ de H° y 65 Tn de acero que permite la interconexión de la cañería a la planta de tratamiento. Para ello se colocó una compuerta sobre la cañería existente de 1600 mm de diámetro y se cortó la cañería provisoria instalada en un operativo anterior, realizado en febrero de este año.

Como parte de las obras complementarias se realizó el cierre en cámaras de rejas existentes. Se colocaron 5 bombas de achique y dos grupos electrógenos. Se ejecutaron plataformas para el acceso al interior de la cámara y se reconstruyó una escalera y un pozo de achique para evacuar posibles ingresos de agua durante las reparaciones.

Al respecto, el Secretario de Recursos Hídricos, Edgar Castelló, indicó: “Esta es una obra muy importante para la ciudad ya que va a permitir resolver los inconvenientes del canal Los Molinos – Córdoba. Con estos trabajos se amplía el caudal de ingreso a la planta potabilizadora de 2 a 5 mm por segundo, cubriendo así la demanda actual y a futuro de agua en la ciudad de Córdoba”.

Este acueducto, garantiza la provisión de agua cruda (en los próximos 30 años) a la planta potabilizadora ubicada en cercanías de Bouwer, que abastece a un amplio sector de las zonas sur y sudeste de la ciudad Capital. Además, posee un sistema de alta tecnología que permite a través de la fibra óptica, detectar cualquier tipo de pérdida de humedad o asentamiento que tenga el nuevo acueducto. Se trata de una obra que contribuirá al bienestar de la población y sostenimiento las actividades económicas que favorecen el desarrollo local.