Debido a la explosión ocurrida este miércoles en un domicilio particular del barrio Marqués de Sobremonte, un equipo de la Dirección de Abordaje y Gestión territorial relevó los daños ocasionados en las viviendas cercanas debido a la onda expansiva.

Veinte casas ubicadas en la zona afectada, fueron visitadas para detallar el estado de las mismas.

Como resultado se registraron que tres viviendas pegadas a la zona de la explosión sufrieron daños estructurales graves, por lo que tuvieron que ser intervenidas por arquitectos de la Secretaría de Políticas Sociales, Inclusión y Convivencia, donde les recomendaron evacuar a una de las familias por el estado de la casa pero optaron por permanecer.

El resto de las viviendas presenta daños menores, por la onda expansiva, como roturas de portones, ventanas, puertas, entre otras cosas. Además, cortaron de manera preventiva el gas natural en la zona por lo que recibieron viandas para todos los integrantes.