La ciudad de Río Tercero anunció que el barbijo dejará de ser obligatorio para circular al aire libre. La conferencia tuvo lugar este martes, donde Marcos Ferrer aclaró que la decisión se tomó a raíz del descenso de casos que permiten avanzar en las flexibilizaciones.

El Intendente de la localidad enviará el proyecto al Concejo Deliberante donde se establece que no habrá sanciones. La decisión se diferencia del Gobierno Provincial, donde el barbijo continúa siendo obligatorio pese a que las disposiciones nacionales que, semanas atrás, liberaron a los distritos de sostener dicha obligatoriedad.

En los espacios cerrados, el tapabocas continuará siendo obligatorio en todo el territorio.

“Al aire libre conocemos que hay que tener distancia y cada uno es responsable y sabe lo que tiene que hacer”, dijo Ferrer, que también consideró que “este estado persecutorio de estar permanentemente atrás de las personas en algo tan simple como lo es la utilización de un barbijo ya no es necesario”.