El objetivo es que se advierta sobre los excesos de grasas, sodio y azúcares en los productos.

La Cámara de Diputados inició hace instantes el tratamiento del proyecto de etiquetado frontal de alimentos que advierte sobre los excesos de grasas, sodio y azúcares en los alimentos, con el fin de ayudar a combatir la obesidad, la hipertensión y los riesgos cardíacos.

Al abrir el debate, a las 15.45, la presidenta de la comisión de Legislación General, Cecilia Moreau (FDT), dijo que “vivimos en un mundo atravesado por las enfermedades crónicas no transmitibles” como la obesidad, y tras destacar que el “Estado argentino no va a mirar para otro lado”, afirmó que actualmente la información nutricional que se incluyen en los productos alimenticios “son ilegibles”.