Se presentaron esta tarde ante la justicia y quedaron detenidos acusados del delito de “homicidio agravado por haber sido perpetrado por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones”.

Se trata del inspector Gabriel Isassi, el oficial mayor Fabián López y el oficial José Nieva, quienes se desempeñaban en la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires y se presentaron esta tarde luego de que el firmara las órdenes de detención.

En tanto, la autopsia realizada al cuerpo del adolescente de 17 años reveló que recibió un proyectil de arma de fuego en el cráneo que le provocó una “hemorragia meningoencefálica” y un surco en el pómulo derecho de una segunda bala.

Los tres quedaron acusados del delito de “homicidio agravado por haber sido perpetrado por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones”, el cual prevé la pena de prisión perpetua en un futuro juicio oral.

Los fiscales rechazaron las eximiciones de prisión que habían solicitado los tres policías involucrados a través de su abogado, Alfredo Oliván. Los fiscales consideraron que los imputados “tergiversaron los hechos al momento de informarlos a la autoridad judicial para mejorar su situación procesal, circunstancia que daría cuenta no solo de su voluntad de sustraerse del proceso penal que se le sigue, sino también entorpecer la investigación”.

También, entendieron que, estando en libertad, los policías pueden “amedrentar y hostigar a testigos y familiares, mas aún conociendo los pormenores de un proceso penal por la función propia”.

Tras conocerse el pedido de detención de los policías, Mario, padre del adolescente, dijo que espera que “se cumpla eso”, ya que la única forma que su hijo “descanse en paz va a ser cuando estén presos y condenados”, por lo que continuará “la lucha el lunes con la marcha a Tribunales y el reclamo de cárcel para los asesinos”.

Vamos a seguir peleando hasta el final porque han destruido a una familia mi hijo no se mereca eso expres el pap de Lucas