Las mujeres tenían como destino las localidades de Unquillo y Cosquín.

Un control en la zona céntrica de la ciudad cordobesa de Mendiolaza detectó un taxi oriundo de la localidad bonaerense de González Catán que trasladaba a dos pasajeras hacia Unquillo y Cosquín, sus lugares de residencia.

El registró ocurrió alrededor de las 9:30 de este lunes y requirió la activación del protocolo sanitario por la pandemia del coronavirus, ya que tanto el taxista como las mujeres provenían de una zona considerada roja por la situación epidemiológica.

En un operativo, del que participó la Policía de Córdoba, las pasajeras fueron trasladadas hasta sus respectivas viviendas, donde deberán cumplir con aislamiento preventivo y cumplir con las indicaciones de las autoridades sanitarias. Mientras que el chofer fue acompañado por un móvil policial hasta los límites interprovinciales para que retornara a su localidad.

Las autoridades analizan que el taxi haya circulado por rutas alternativas para evitar los controles preventivos.