Así lo ratificó la Secretaria de Educación Provincial.

El frío puso en cuestionamiento el seguimiento de la presencialidad de las clases en Córdoba, frente a la segunda ola de contagios de coronavirus. La preocupación se centró en los alumnos y profesores.

La secretaria de Educación provincial, Delia Provinciali, explicó que, para que se mantengan se debe cumplir uno de los aspectos fundamentales que es que las ventanas se mantengan abiertas. “Los chicos tienen que ir más abrigados. Todas las indicaciones que tenemos de los expertos es que reforcemos los abrigos y garanticemos la aireación de los ambientes” detalló.

“Pedimos que hagamos todos el esfuerzo para sostener la posibilidad del vínculo pedagógico presencial, que tiene un altísimo valor para los chicos, todo el tiempo que podamos sostener la modalidad de presencialidad cuidada y alternada, sin que se tenga que avanzar en medidas de restricciones mayores”.

Delia Provinciali, ratificó que Córdoba seguirá garantizando la presencialidad en las escuelas. La decisión surgió de la reunión que mantuvieron este martes los miembros del Consejo Federal de Educación. Pero esto se dará “atendiendo las particulares situaciones que establece la pandemia”.

Al mismo tiempo resaltaron la necesidad de exSetremar los cuidados en la “periescuela, esto es las actividades que se desarrollan alrededor y entorno de ellas, como el transporte y las reuniones sociales tanto en la calle como en otros lugares, ya que sin el esfuerzo de todos (Provincial, gobiernos locales y familias) será dificultoso en pandemia sostener el comercio, la producción y la escolaridad presencial.