El pequeño debió ser socorrido en una asistencia pública.

Julieta, mamá de Feliciano, es una vecina de la localidad cordobesa de Villa María que denuncia que una clínica privada no quiso auxiliar a su hijo bronco aspirado porque no había pediatras. La mujer habló con Lalo Freyre en la Super Mañana de la Suquía.

Mi hijo hace una arcada y veo que está ahogado y no puede respirar. Se desvanece y ahí corro al auxilio de un vecino que no puedo encontrar. Llamo al 911 y automáticamente llegaron dos policías. En el radio de mi domicilio hay una clínica privada, entonces me preguntan si tengo obra social. Mi respuesta fue que si y me hacen un cordón sanitario“, comenzó.

Luego, agregó: “Al principio parecía que era una convulsión, pero al no poder vomitar se bronco aspiró. En el patrullero le hacen los primeros auxilios, no logramos que vuelva y llegamos a la clínica. En guardia nos detienen y nos dicen que no nos pueden atender porque no había llegado el pediatra. Automáticamente salimos del lugar y fuimos a una asistencia pública que hay a la vuelta. Allí nos atendieron y lograron salvar a mi hijo“.

Yo quiero que esto no vuelva a pasar. Porque esos minutos son clave para salvarle la vida a una persona”, cerró.