El pronóstico anticipa una jornada de jueves bastante inestable en toda la provincia. Las temperaturas aumentarán llegando la máxima a los 29 grados, pero con posibles lluvias sobre todo en el centro y sur del territorio provincial.

El día viernes seguirá inestable, parcialmente nublado con una máxima de 25 grados con un descenso de nubosidad desde el atardecer hacia la noche.

En lo que respecta el fin de semana, regresará el fresco a la Ciudad con máximas de entre 20 y 22 grados, y mínimas menores a 10°. Cabe la posibilidad de lluvias intermitentes en Córdoba y el resto de la provincia.