La policía busca a un hombre de 25 años, quien salió de la cárcel hace menos de diez días y es intensamente buscado como el principal sospechoso del crimen.

Este domingo pasado, encontraron en un descampado a una niña de 9 años identificada como Rocío Abigail Riquell en la zona norte de San Miguel de Tucuman.

La policía busca a un hombre de 25 años, quien salió de la cárcel hace menos de diez días y es intensamente buscado como el principal sospechoso del crimen.

El secretario de Seguridad de Tucumán, Luis Ibañez, sostuvo que se trata de un hecho “aberrante” y que ya hay una persona sospechosa que esperan poder localizar y detener en las próximas horas.

El ex presidiario, apodado “Culón”, quien salió hace menos de diez días de la cárcel y cuenta con numerosos antecedentes por robo agravado.

Si no encuentran al asesino, mi hija no va a descansar en paz”,advirtió hoy el padre de la niña, Pablo Riquell.

De acuerdo a los informes médicos preliminares, la niña murió a raíz de un fuerte golpe en la cabeza y tenía signos de abuso sexual y de intento de asfixia manual, aunque aún resta el resultado final de la autopsia ordenada por la Justicia.

En el marco de la causa, uno de los aportes fundamentales fue la declaración de un testigo que aseguró haber visto al sospechoso cuando caminaba de la mano de la pequeña por el lugar donde finalmente horas más tarde fue encontrado el cadáver.

Según la primera hipótesis que manejan los investigadores, la niña le pidió permiso a sus padres para ir jugar en la casa de una amiguita del barrio, aunque nunca llegó hasta ese lugar.

Los investigadores intentan establecer si la niña conocía al atacante y fue engañada o llevada con algún pretexto hasta un lugar donde no pudieran ser vistos.

La noticia conmocionó y movilizó a todo el barrio, y un grupo de vecinos indignados quemó la vivienda del sospechoso.

Al producirse el ataque, en esa casa no había nadie, ya que la madre del buscado también abandonó el barrio cuando se enteró de lo sucedido.