La medida es ante la imposibilidad de cobrar en efectivo sus haberes por ventanilla.

Las principales entidades bancarias encargadas del pago de jubilaciones habilitaron líneas telefónicas para que clientes que hayan extraviado su tarjeta de débito puedan gestionar un nuevo plástico y recibirlo a domicilio, ante la imposibilidad de cobrar en efectivo sus haberes por ventanilla.

Entre la solicitud del plástico y la entrega, se estima un plazo de dos semanas.

Quienes cobren en Banco Nación, podrán gestionar una nueva tarjeta o blanquear su clave comunicándose con el centro de contactos del banco, al 0810-666-4444.

Desde el banco aclararon igualmente que: “Tenemos apenas unos 13.000 jubilados que actualmente no disponen de tarjeta de débito para cobrar en cajeros. A ellos se les emitirá el plástico sin que lo requieran y se les enviará por correo”.

Esta semana el Banco Supervielle puso a disposición una línea exclusiva para jubilados (0800-999-5999) que estará disponible de lunes a viernes de 9 a 18 y los sábados de 9 a 14, tanto para gestionar una nueva tarjeta en caso de robo o extravío como el blanqueo de la clave en caso de que no la haya utilizado.

“Las tarjetas de débito están siendo entregadas en los domicilios con una demora entre 7 y 10 días hábiles. No tienen que ir a ninguna sucursal para retirarlas”, precisaron desde el Supervielle.

Por su parte, el Banco Patagonia habilitó el 0810-888-8500 como opción para denunciar la pérdida de la tarjeta, reclamar el envío de una nueva a domicilio o pedir el blanqueo de la clave, para aquellos que la hayan olvidado.

También disponen de líneas telefónicas para hacer estos pedidos el BBVA (0800-333-0303), el HSBC (0810-333-4722), el Itaú (0810-345-4999), el Macro (0810-555-2355) y Piano (0800-888-5465).

En el marco de la emergencia sanitaria, Anses dispuso días atrás adelantar para mañana el pago de jubilados y pensionados que cobren más de $ 17.859 y que posean documentos de identidad con terminación en 4, 5, 6, 7, 8 y 9.

Mientras dure la emergencia -en principio, hasta el 31 de marzo- el Banco Central ordenó a entidades financieras y cambiarias no abrir sus sucursales para la atención al público e instrumentar el pago de jubilaciones y pensiones a través de cajeros automáticos.

Frente a esta situación los bancos recordaron que los cajeros funcionan las 24 horas todos los días y que, si bien no han manifestado una demanda inusual durante los últimos días, están aplicando recargas diarias para mantenerlos operativos a toda hora.

Cabe recordar que, desde el 11 de marzo, la Anses suspendió el trámite de actualización de fe de vida a efectos de garantizar el cobro de las prestaciones durante marzo y abril, por lo que no será necesario hacer trámites de este tipo hasta mayo.

Fuente: Telam