El pequeño permanecerá en una residencia de la Senaf hasta que se aclare las situación.

Informe: Alejandro Pozo.

Poco a poco comienzan a conocerse datos y a revelarse detalles del misterio que envuelve a uno de los casos infantiles más extraños de los últimos tiempos.

Después de más de 12 horas del hallazgo de un niño perdido en barrio Altamira, apareció la familia del pequeño. Las autoridades lograron dar con el paradero de la madre, quien está en pareja con otro hombre. La mujer está siendo entrevistada.

Sin embargo, la Senaf decidió que Alan, de 5 años, permanezca al menos durante el fin de semana en la residencia en la que pasó la noche, hasta que se esclarezcan los acontecimientos que llevaron a que el pequeño se perdiera y apareciera a varios barrios de distancia de su casa.

Tal como manifestaba el niño, quien tiene un hermano de 2 años, la familia vivió en algún momento en la localidad de Río Cuarto, pero actualmente habitan en la zona de barrio Güemes, en la capital provincial.

Según las autoridades, Alan dijo “a mi me gusta más esta casa“, en referencia a la residencia donde está en custodia.

El pequeño apareció en una verdulería de barrio Altamira. La dueña del local contó que “el niño dijo llamarse Alan y sólo mencionaba a su padre, dijo que era de Río Cuarto y hasta contó con detalles cómo había que hacer para llegar a su casa, que estaba cerca de un puente”.

El menor pasó parte de la noche con la Policía, donde los agentes le dieron de cenar, y luego quedó a disposición de la Senaf.