La Fiscalía General de la Provincia emitió una instrucción para señalar que esas actitudes no son constitucionales y que encuadran en abuso de autoridad.

La Fiscalía General de la Provincia de Córdoba dictó una instrucción que recuerda a intendentes y presidentes comunales que no tienen facultades para cortar rutas ni impedir el ingreso o egreso al éjido de sus localidades.

La instrucción, comunicada por el Ministerio Fiscal, remarca que “los municipios y comunas, así como sus autoridades públicas, deben ejercer sus funciones en el marco de lo prescripto por la Constitución Provincial”.

“Consecuentemente  _agrega_, carecen de facultades para establecer restricciones mayores y/o de otra índole o tenor que las prescriptas en normativa nacional y provincial pertinente, ni impedir el ingreso o egreso de su ejido así como tampoco se encuentran legitimados para contemplar excepciones no previstas en las disposiciones legales referidas”.

Agrega la comunicación que “un actuar contrario, a más de entorpecer el accionar diseñado en el marco de la emergencia sanitaria, deviene susceptible de enmarcar en un ejercicio abusivo de las facultades locales y su correspondiente tipificación penal”.

“Por todo ello, se encomienda a los miembros del Ministerio Público Fiscal extremar las medidas necesarias para asegurar la vigencia y cumplimiento de la normativa constitucional y legal, en este estado de emergencia sanitaria y que se notifique a los intendentes y jefes comunales de la Provincia de Córdoba de la presente comunicación”, concluyen.